¿Cómo puede beneficiaros a ti y a tu pareja el masaje erótico?

Si en efecto un masaje erótico es por sí mismo beneficioso para la persona que lo recibe, imagina si compartes tal experiencia con tu pareja.

¿En qué te van a beneficiar?

Y es que hay varia maneras de llevar esta deliciosa vivencia a tu relación, puesto que puedes comenzar ofreciendo tu el masaje, incentivándole a él o ella para que te haga uno, hacerlo mutuamente o ir a un centro especializado para recibirlo juntos o mirar como el otro se deja llevar.

Si bien es cierto que ya como pareja habéis probado toda clase de estimulación en la cama, siempre hay maneras de estimularse uno al otro y descubrir nuevas sensaciones, por tanto cuando recibes masaje en pareja obtienes beneficios como:

Aprender a conocer mejor tu cuerpo y el de tu pareja, cuáles son sus zonas más sensibles y donde le gusta ser estimulada mientras que le das a conocer tus preferencias y es que el propósito es facilitar placer mutuamente.

Cuando este lo proporciona una persona con experiencia, hace más fácil la exploración y el aprendizaje de cómo reacciona nuestro cuerpo ante ciertos estímulos y en qué zonas.

Consiguen una gran relajación y se renueva el apetito sexual y es que así y sin querer nos dejamos vencer por el ritmo de vida diario, nos llenamos de estrés y cansancio y poco a poco vamos dejando de lado las ganas de intimar con la pareja.

Un masaje de estos realizado por tu pareja o por un profesional te va a ayudar a liberar las tensiones, elevando tu bienestar y dando paso a las ganas de tener sexo, sin duda, ventajoso para ambos.

Romper con la rutina de hacer siempre lo mismo, explorar nuevas sensaciones, haciendo caricias y practicando posturas nuevas mientras os estimuláis antes de terminar con el coito, siendo también muy beneficioso para estimular la creatividad entre ambos.

La pareja se va entendiendo mejor, se acercan y fortalecen sus vínculos al experimentar nuevas vivencias juntos, ya sea viendo como lo hace un experto o brindando el masaje uno al otro.

Ambos van a conseguir liberarse de tensiones, mientras se regalan buenos momentos de acercamiento y relax que muy bien pueden tener un final explosivo y feliz.

masajista erotica profesional

¿Cuándo proponer a tu pareja un masaje erótico?

La curiosidad y el deseo de hacer cosas diferentes y al mismo tiempo estimulantes, puede estar presente en ambos miembros o solo en uno de ellos y en cualquier etapa de la relación, por tanto es sano y recomendable manifestarlo, sin temor a tu compañero de intimidad puesto que son experiencias que como has visto tienen muchos beneficios.

Debes verlo desde el punto de vista de que se trata de una práctica que va a sumar a tu relación, puesto que va a satisfacer a ambos y no necesariamente debe acabar en el coito para que se produzca bienestar y placer.

Manifestar deseos como estos a tu compañero es darse la oportunidad de vivir momentos muy gratos y placenteros que darán nuevos aires a la relación, es ser honesto con lo que deseas y lo que sientes y esto es muy válido.

Si crees que puede ser demasiado para tu pareja, prueba primero con un masaje mutuo y en la medida que le vayas tomando el gusto, podéis animaros a ir a un centro de masajes con masajistas eróticas profesionales para experimentar con diversas técnicas de las cuales vais a poder obtener muchos beneficio.

¿En qué partes del cuerpo puedes dar un masaje erótico a tu pareja?

Un masaje erótico bien dado o recibido es una experiencia divina, es todo un arte y quienes la dominan saben muy bien cuáles son esas zonas erógenas del cuerpo donde centrar el trabajo de relajación.

masaje erótico duo Elite Masajes Sevilla

La espalda

Esta es una zona del cuerpo donde se acumulan las tensiones en los músculos y que al recibir caricias mezcladas con algo de presión desde la base del cuello hasta el inicio de las nalgas, estas se irán disipando al mismo tiempo que aflorará de nuevo su sensibilidad.

Las nalgas

Esta zona ya es muy sensual por sí sola, pero además está llena de puntos de estimulación en especial en los hombres (coxis y zona perianal).

La cabeza

Si comienzas por la cabeza conseguirás aliviar tensiones y estimularás el centro energético de tu pareja. Para conseguirlo se realizan caricias muy delicadas que pasan por la sien, van a la frente, tocan las cejas, la nariz y los pómulos.

El pecho

Para las mujeres esta es una zona bastante erógena, a tal punto que muchas consiguen orgasmos por medio de su estimulación. Se debe comenzar con suaves círculos alrededor del pecho, acercándote a los pezones sin llegar a tocarlos.

En la medida de que el estímulo vaya surtiendo efecto será momento de llegar a los pezones y acariciarlos, frotarlos y hasta besarlos.

Los pies

Si hay una zona con muchos puntos de estimulación estos son los pies. Comenzar por aquí puede ser muy beneficioso ya que por ser el soporte del cuerpo suelen acumular mucha tensión y dolor.

 

No te lo pienses más y prueba los masajes eróticos, ¡no te arrepentirás!

Comentar

Tu email no sera publicado. Los campos marcados * son requeridos