Beneficios de las fantasías eróticas para la salud

Beneficios de las fantasías eróticas para la salud

Pensar, imaginar, inventar, tramar o idear, y sin duda fantasear, se trata de la mejor forma de crear esas recreaciones de tipo sexual que pueden llegar a ser sumamente excitantes y placenteras; las cuales al mismo tiempo suponen el escenario idóneo para aumentar tanto como sea posible la sexualidad, al convertirse en un elemento fundamental dentro de la misma.

¿Cuáles son los beneficios que pueden tener las fantasías eróticas sobre la salud?

1. Fantasías eróticas

  • Las fantasías eróticas sirven para optimizar no solo la autoestima, sino también el atractivo personal, ya que las mismas ayudan a activar el deseo y aumentar el interés en cuanto a la sexualidad, al mismo tiempo que permiten incrementar el nivel de placer al tener relaciones sexuales (cuando son utilizadas en ese momento), reducen los niveles de estrés e incrementan la capacidad orgásmica.

fantasia sexual en la cocina

  • Esta clase de fantasías poseen un lugar relevante dentro de la vida sexual y suelen acompañar a las personas durante toda su vida; por lo que resulta conveniente entender que el tener fantasías se trata de algo completamente sano y sobre todo estimulante, que ayuda a auto-descubrirnos en el ámbito erótico.
  • Por lo que incluso podría decirse que el negar nuestras fantasías, sería negarnos a experimentar una parte sumamente importante de la sexualidad.
  • De este modo, al ser realmente creativas, las fantasías eróticas proporcionan un amplio repertorio de conductas sexuales nuevas que resultan ideales para liberarse de la apatía que suelen causar las relaciones rutinarias y poco interesantes.
  • Por lo que, indudablemente, las fantasías sexuales nos permiten conocernos en mayor medida, al mismo tiempo que enriquecen nuestra visón sobre nosotros mismos y también del resto de las personas, suponiendo un completo aprendizaje que ofrece una gran sensación de bienestar.

Por ello, el masaje erótico loto nos ayuda a sentirnos más abiertos y con ganas de practicar ciertas actitudes sexuales relacionadas con las fantasías eróticas.

¿Qué beneficios ofrecen las fantasías eróticas?

Ahora bien, cuando de los beneficios para la salud que ofrecen las fantasías sexuales, es preciso destacar que entre los más importantes se encuentran los siguientes:

Aumentan el deseo sexual

  • Las fantasías eróticas ayudan a incrementar el deseo y la excitación sexual, por lo que suele haber una estrecha relación entre las mismas y la calidad de las relaciones sexuales, debido a que este tipo de fantasías se caracterizan por tratarse de imágenes que poseen un elevado contenido sexual, las cuales logran convertirse en un excelente afrodisíaco.
  • Otro motivo consisten es que fomentan relaciones sexuales considerablemente más espontáneas, ya que permiten olvidar los temores y/o posibles limitaciones; ayudando de esta forma a salir de la rutina y favoreciendo una vida sexual que no se enfoque solo en la penetración.

  • Asimismo, las fantasías eróticas sirven para mejorar nuestro conocimiento acerca de nosotros mismos, al igual que para optimizar la forma en que nos vemos, lo cual se debe a que permiten desinhibirnos.

Favorecen la creatividad

  • El fantasear, imaginar y soñar, supone una actividad que favorece no solo la creatividad, sino también la capacidad de juego; por lo que sería posible asegurar que las fantasías eróticas se tratan de una gran manera de hacer que el cerebro se mantenga activo.

Reducen los niveles de estrés

  • De acuerdo con los especialistas, las fantasías eróticas poseen un efecto calmante parecido al que se obtiene a través de la meditación, por lo que muchas personas, especialmente las mujeres, suelen utilizarlas con el fin de hacer frente a la ansiedad.
  • Por lo que podría decirse que, para numerosas personas, esta clase de fantasías suponen no solo un descanso mental, sino también una gran herramienta para conseguir alivio durante los momentos más estresantes de su vida cotidiana.

Superan la realidad

  • Las fantasías suelen disponer de una enorme ventaja frente a la realidad, ya que las mismas permiten que las personas sean quienes poseen el control de todo lo que ocurre; por lo que nunca sufrirán o serán humilladas, a no ser que así lo deseen.

Permiten disfrutar más de las relaciones sexuales

  • Las fantasías eróticas podrían suponer un escape de la realidad, sin embargo, podrían tratarse igualmente de una herramienta que permite disfrutar por completo de la realidad.

Y es que en gran parte de los casos, es posible fortalecer aquello que se encuentra ocurriendo al tener sexo a través de las fantasías eróticas, lo cual permite disfrutar de encuentros íntimos sumamente extraordinarios.

Ayudan a evitar caer en la rutina

  • Son muchas las personas que consideran que tener fantasías eróticas y pensamientos sexuales de forma frecuente les otorga un toque de creatividad y aventura a las monótonas relaciones que ya llevan varios años; lo cual resulta ideal para evitar caer en la rutina y mantener encendida la pasión.

Optimizan la autoestima

  • Muchas mujeres suelen tener fantasías donde son un poco más jóvenes, tienen muslos delgados y/o senos de mayor tamaño, etc.; dichos cambios imaginarios, por lo general les permiten sentir en mayor medida que merecen recibir la atención sexual de sus parejas, lo cual a su vez ayuda a incrementar tanto la autoestima como el libido.

Permiten hacer frente a situaciones negativas

  • Las fantasías eróticas logran manipular tanto la realidad que, de forma gradual, las personas suelen tener la capacidad para enfrentarse a esa situación.

En numerosas ocasiones no nos animamos a satisfacer determinados deseos por temor al qué dirán o las consecuencias que podrían acarrear, razón por la cual las fantasías sexuales se presentan como un gran modo para descubrir si de verdad lo deseamos. Por tanto, nosotros recomendamos practicar el masaje a cuatro manos para cumplir la fantasía sexual que más nos apetezca.

Comentar

Tu email no sera publicado. Los campos marcados * son requeridos

Call Now Button